Christopher Nolan: Can’t remember to forget you

Pocos cineastas contemporáneos inspiran y dejan huella en Toro Films como Chritopher Nolan. Desde la realización de largometrajes independientes como “Following”, hasta las superproducciones de Hollywood como “Batman Begins”; dejando de lado la arrogancia que lo caracteriza por apostar muy alto en cada producción, Nolan tiene la exclusividad de atrapar al espectador desde el primer momento.

Con películas que lo catapultan como uno de los directores más hazañosos del mundo, su trabajo evoca atrevimientos tanto visuales y de secuencias de tiempo. Nolan juega con el tiempo haciendo retroceder la historia o adelantándola, creando mundos paralelos en donde los personajes se encuentran una vez más.

Captura de pantalla 2016-08-04 a las 7.18.06 p.m.

Los Grandes Méritos de Christopher Nolan

Los grandes méritos de “Memento”, la complejidad de la trama y la estructura narrativa, inspirada en un relato escrito por su hermano, Jonathan Nolan, narra la historia de un hombre sin memoria a corto plazo, obsesionado con encontrar al asesino de su esposa. Pero todo contado hacia atrás, de manera que nos regresa al pasado, esperando que el final llegue al principio, lo llevarían a ganarse el respeto del público y críticos de cine.

Genio renegado de los Óscares, Christopher Nolan se dedicaría a dirigir los grandes clásicos de culto que marcarían la década de los 2000. Títulos como “Insomnia”, “Batman Begins”, “The prestige”, “The dark knight” e “Inception”, se considerarían parte del acervo de cultura universal. Narrando historias secuenciales, oscuras, de ciencia ficción llenas de dramatismo que caen bien en su aspecto creativo.

Christopher Nolan es para Toro Films un arma de uso constante, que nos evoca a llevar las cámaras a un público más exigente que nos reta a seguir creciendo como productores de historias breves pero gigantes.